La sensación de bienestar se experimenta cuando a nivel físico, mental y social estás saludable y en harmonía.

¡VAMOS A POR ELLO!


1 – Disfruta de la vida

  • Reduce el estrés crónico haciendo que más te guste a lo largo del día a lo largo del día y de la semana como leer, pasear, escuchar música, etc.
  • Introduce en tu vida actividades como el mindfullness para vivir más relajado.
  • Duerme las horas suficientes según tus necesidades.
  • Cuida tus relaciones personales y sociales.
  • Agenda cada día un rato para estar contigo mism@.
  • Realiza actividades al aire libre, el sol es necesario para fabircar vitamina D.
    • Exponte al sol en horas de menor intensidad.
    • Consulta con tu equipo de salud el tiempo que necesitas de exposición en función de tu piel.


2 – Come de forma saludable

  • Incluye verduras de temporada, ecológicas y de producción local (siempre que sea posible) en las comidas principales; comida y cena mayoritariamente pero también en los desayunos.
    • Varía el tipo de verduras y la preparación; cruda (gazpachos licuados, ensaladas, etc.) y cocinada (al horno, vapor, hervida, papillote, etc.).
  • Toma frutas de temporada, ecológicas y de producción local en las comidas (siempre que sea posible) principales (desayuno, comida y/o merienda o cena).
    • Alternar el tipo de fruta y tómalas a rodajas, en brochetas, en las ensaladas, con el yogur, con frutos secos, etc.
  • Aumenta el consumo de legumbres (judías blancas o pintas, garbanzos, lentejas, guisantes secos y frescos, habas, altramuces, soja….) a 2-4 veces por semana.
  • Recupera nuestros antiguos platos tradicionales elaborados con verduras, poca carne o pescado sea forma de   plato principal (potajes, estofados, etc.) o  como acompañamiento, el resto de la semana.
  • Diversifica el consumo de cereales (trigo, avena, centeno, etc.),  pseudocereales (mijo, amaranto, trigo sarraceno, quínoa, etc.) con prioridad los de grano entero y tubérculos como la patata o el boniato.
  • Consume un puñadito de frutos secos (avellanas, almendras, nueces, piñones, etc.) y semillas oleaginosas (pipas de calabaza, girasol, sésamo, lino, chía, etc.) de 3 a 7 veces a la semana, incluso cada día.
    • Tómalos en el yogur, ensaladas, en picada con ajo y perejil en los estofados, cremas de verduras, con frutas, etc.
  • El consumo recomendable es de huevos es de2-4 unidades a la semana e incluso más, pero antes de aumentar el consumo consulta con tu dietista-nutricionista.
    • Consúmelos por ejemplo con verduras en forma de tortilla de verduras o revueltos con verduras, etc.
  • Anímate a consumir pescado azul, ese pescado pequeñito que se consumían en todos los hogares hace mucho tiempo  (sardinas, boquerones, caballa, jurel) y otros de tamaño de tamaño mediano como el bonito o el salmón, sin olvidar el pescado blanco como la bacaladilla, brótola, pescadilla, merluza, etc.
    • Disfruta de los pescado azules cocinados al horno o papillote con especies y plantas aromáticos, y también por supuesto los pescados azules
  • Modera el consumo de las carnes blancas como pollo o pavo o conejo, reduce el de las carnes rojas como ternera, cordero, cerdo, etc. y evita el consumo de embutidos como salchichón, chorizo, mortadela, etc.
    • Consume raciones de medianas a pequeñas de carne cocinadas con verduras y mezcladas por ejemplo con legumbres o arroz o pasta o patata y ganarás en salud
  • Consume productos lácteos bajos en grasa pudiendo mantener alguno de ellos entero a lo largo del día.
    • Si te gustan mucho el queso puedes consumir por ejemplo un queso semi y la leche y yogures desnatados por ejemplo
  • Utiliza en tus preparaciones culinarias (cocciones, aliños…) el aceite de oliva, y siempre que sea posible aceite de oliva virgen extra.
  • El aceite de oliva da sabor los platos lo que te facilita el reducir el consumo de sal.
  • Aprovecha la cantidad de especies y plantas aromáticas de las que disponemos para aromatizar tus platos y reducir la cantidad de sal.
  • No olvides hidratarte bien, principalmente si realizas mucho ejercicio.
  • Beber agua, infusiones o caldos vegetales pueden ser varias de las opciones, escoge la que mejor que se adapte a ti.
  • Reduce la cantidad de azúcar que añades a las bebidas calientes así como los alimentos a los que se añaden como los cereales de desayuno habituales o galletas.
    • Una parte de los alimentos elaborados con azúcar también contienen grasas poco saludables como las grasas
    • Si te gustan los dulces, reserva su consumo para días especiales de celebración y consumidos con moderación.


3- Incorpora actividad física en tú vida, es una auténtica medicina para tu cuerpo y tu mente; tonifica y  oxigena el cuerpo, y a la vez relaja la mente.

  • Escoge el que más te guste y disfrútalo.
  • Consulta con tu equipo de salud la cantidad y la intensidad del ejercicio adecuado para ti. En general se recomienda que realizar cómo mínimo 150 minutos a la semana de actividad física moderada como caminar a ritmo rápido o ejercicio acuáticos

SUSCRÍBETE

Únete a nuestra comunidad de bienestar.

Recibe consejos exclusivos para suscriptores en tu mail.



He leído y acepto la política de privacidad

Pon en marcha tu intestino

Pon en marcha tu intestino con los 8 hábitos dietéticos y de estilo de vida que pueden mejorar tu ritmo intestinal.

¿Quieres aprender a hacer cambios en tu alimentación?

Los pequeños cambios mantenidos en el tiempo, cambian por completo el rumbo de tu alimentación Si te perdiste el taller práctico "Revoluciona tu alimentación" aquí tienes la sesión completa.   Puedes descargarte la presentación aquí.   Y ver el vídeo de la...

EMPIEZA AHORA

Si has decidido ser tu mejor versión, empezando con cambios en tu alimentación

TE ACOMPAÑO EN ESTE PROCESO CON

consejos y herramientas prácticas

  1. He leído y acepto la política de privacidad
  2. Responsable: Noemi Cuenca Quesada. Finalidad: Ejecución del servicio contratado y gestión del envío de información y prospección comercial. Legitimación: Legitimación por consentimiento del interesado. Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Ubicación: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos solicitándoselo a nuestro personal, puede solicitar copia al correo electrónico hola@noemicuenca.com

Sigueme en las redes sociales